Lo que los opositores odiamos (XLIII)

image¡Buenas tardes! La oposición es un caos y este blog no iba a ser una excepción. Me encantaría tener un día fijo para publicar pero me resulta imposible.

También me gustaría poder contaros más cosas pero ando fatal de tiempo (como todos). Como muchos habéis visto en mi instagram, no he pasado el último examen que hice de la oposición. No ha sido agradable, pero aquí estoy de nuevo trabajando para ganarme la plaza. Intentaré publicar algo relacionado con mi experiencia ante el suspenso cuando lo haya digerido del todo.

Por el momento, os dejo una nueva entrega de lo que los opositores odiamos:

Centésimo sexagésimo ejemplo:

Una amiga opositora está preparando las oposiciones a instituciones penitenciarias. Ella, a su vez, tiene otras dos amigas que son enfemeras y estaban hablando de que se convocaron plazas para enfermeras de prisiones. Al parecer, estaban planteándose la posibilidad de sacarse la plaza, asumiendo que lo conseguirían con toda seguridad y así hacerle compañía a nuestra opocompi.

Se deben pensar que sacar la oposición es como sacarse la carrera. Pues no, chicas, no. Las oposiciones son muy duras y fastidia mucho que venga alguien de fuera, sin tener ni idea, y se piense que esto es cuestión de rendir lo mínimo y aprobar.

Me contó mi amiga que cuando una de estas dos chicas vio el temario de la oposición se le quitaron las ganas de hacerle compañía en prisiones.

Centésimo sexagésimo primer ejemplo:

  • Mira, esto lo he escrito con lettering para que quede mejor.
  • ¿¿Que lo has escrito con qué??
  • Ah, es cierto. Esto es el mundo real. Lo he escrito con letras bonitas.

Centésimo sexagésimo segundo ejemplo: Otra situación compartida por una opocompi.

El trabajo de esta opositora era incompatible con la oposición, por lo que decidió dejarlo y dedicarse en exclusiva al estudio. Ante dicha opción, un amigo de su novio tuvo la osadía de comentar:

  • Así que sin trabajar, ¿eh?. Tendrás la casa limpísima.
  • Ehh.. no. Yo hago la misma jornada que mi novio. Mientras él trabaja, yo estudio. La casa la seguimos limpiando entre los dos, igual que antes.
  • Joé, pues más te vale que apruebes.

ALUCINO. MUCHO.

Centésimo sexagésimo tercer ejemplo:

  • ¿Y esos apuntes?
  • Son los de la academia. Son los que uso para estudiar la oposición.
  • Eso es una porquería. Hazme caso y estudia directamente por la ley.
  • Estudiaré por donde me dé la gana.

En la oposición recibirás muchos consejos sobre cómo estudiar (y cómo vivir). Haz lo que tú creas que es mejor porque, tanto si sale bien como si fallas, las consecuencias te afectarán sólo a ti y no a quienes te aconsejan.

Muchísimo ánimo una semana más a todos y ya sabéis que podéis compartir conmigo vuestros propios ejemplos. Me los podéis mandar al correo demayorquieroserfuncionario@gmail.com, a mi perfil de instagram @demayorquieroserfuncionario y también me podéis dejar un comentario por aquí.

¡Un saludo y hasta la próxima publicación!

Anuncios

2 comentarios en “Lo que los opositores odiamos (XLIII)

  1. Yani dijo:

    Estaba deseando leerte corazón, a pesar de haber tenido noticias tuyas estos días! Como siempre gracias por tenerme en cuenta, significa mucho para mí! Qué suerte tengo de tenerte como amiga, eres una personita increíble no lo olvides! En cuanto a tu suspenso…no te voy a decir “No te preocupes”, preocúpate, llora, enfádate, …lo que sea, lo que te apetezca, estás en todo tu derecho!!Pero todo sea por coger más fuerzas para seguir adelante, has ganado mucho, ningún esfuerzo es en vano, eres una campeona, una valiente, una luchadora! Y lo vas a conseguir! Y por supuesto ya sabes que tienes mi apoyo incondicional! Y bueno, ya sabes que me enrollo más que una persiana!! Pasaba por aquí para dar las gracias, y como siempre acabo escribiendo el testamento jajaja!! Arriba mi super A.! Que esto no va a ser para toda la vida! Y la recompensa es muy grande! Ya nos tocará! Recuerda que un día más, es un día menos para ese “algún día” 😊❤️ Un besote enorme!!

    Me gusta

  2. Ana Mingorance De la Peña dijo:

    Lo de la casa limpia mejor no comentarlo porque ya el susodicho habla por sí solo …pero me ha encantado leer lo de estudiar por la ley..es algo que he oído muchísimo y siempre me entran los mío agobios porque señores, lo siento pero me veo incapaz de estudiar ,sólo, por ahí…por supuesto que recurro a ella pero porque tengo los apuntes o libros delante…si no yo no podría…

    Un besazo

    Ana Mingorance de la Peña

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s