Lo que los opositores odiamos: un poema

image

¡Buenas tardes de lunes! Esta semana me gustaría compartir una entrada diferente en esta sección. Los ejemplos de hoy vienen en forma retórica.

Espero que os guste y que no os importe que haya alterado la estructura habitual de lo que los opositores odiamos.

UN POEMA

Duerme ocho horas

Es importante que desayunes bien

Haz un poco de deporte cada día. Con unos minutos basta.

La familia es lo más importante.

No descuides a tus amigos.

¿Ya tienes convocatoria?

Come sano.

Tienes que sacar tiempo para ti.

¿Puedes hacerme un favor?

Esta semana quiero que me traigas 15 temas para cantar.

Venga, que por un café no pasa nada.

¿Todavía no has aprobado?

No abuses del café.

Yo conozco a alguien que… bueno, no lo conozco pero me han hablado de él.

¿Otra vez al fisio?

Todo el mundo debería leer a diario.

Esto es una carrera de fondo.

Qué mala cara tienes.

Es una pena que no aproveches este día tan bonito.

No hacen falta tantos colores para subrayar.

Necesito hacerte una consulta sobre lo tuyo.

Tienes que disfrutar un poco de la vida.

La salud es lo primero.

Uff, yo no podría.

Te vendría bien hacer Yoga.

Esta semana vas a hacer un simulacro del segundo examen.

No es bueno que te aisles tanto.

Deberías dormir más.

¿Has engordado?

No entiendo cómo te cansas tanto si siempre estás sentada.

Deberías estudiar en lugar de subir fotos al Instagram.

Tienes que hacer cosas que te gusten.

Eso no es una cena, hazte algo que alimente de verdad.

Mujer, por un día no pasa nada.

Haz deporte por las mañanas antes de estudiar.

Duerme más y no te hará falta tanto café.

¿Los sábados también estudias?

No puedes perderte el cumpleaños de tu tío.

Hace un montón que no nos vemos.

Cuando yo estaba en la Universidad me daba tiempo.

Si tú eres muy lista.

¿Nos vamos de puente?

Tienes que sacar tiempo para ti.

¿Todavía no has aprobado?

Lo que los opositores odiamos (XL)

imageBuenos días de lunes una semana más. No me puedo creer que esta sea la edición número 40 de lo que los opositores odiamos, el tiempo se me ha pasado volando. Hace apenas un año, cuando descubrí la comunidad de opositores que existía en instagram, no podía imaginarme todo lo bueno que me deparaba. Me siento muy orgullosa de pertenecer a ella y estoy muy agradecida por todo lo que me ha aportado.

Mi forma de demostrar lo feliz que me hace contar con el apoyo de mis compañeros es actualizando este blog semana a semana. Del mismo modo que siento vuestra empatía y vuestra comprensión, yo intento canalizarlo hacia todos nuestros compañeros para que sepan que no están solos, que es normal que la oposición se haga cuesta arriba y que la clave siempre siempre es no rendirnos.

Centésimo quincuagésimo primer ejemplo:

  • ¿Qué tal llevas la oposición?
  • Bueno, acaban de anular la prueba de ortografía de este año porque la impugnaron.
  • Espera, ¿tenéis un examen de ortografía en las oposiciones de poli? jajajaja. ¿Pero no es súper evidente que todo el mundo tiene que saber escribir bien?
  • Tan evidente como que eres tonto del culo.

 

Centésimo quincuagésimo segundo ejemplo:

  • ¿Se sabe algo de la fecha del examen?
  • No. Hoy tampoco. Ya avisaré yo cuando salga.
  • Qué borde
  • Es que estoy cansado de que sea lo primero que me pregunta todo el mundo cada vez que me ven. Estoy aburrido de responder siempre lo mismo.

 

Centésimo quincuagésimo tercer ejemplo:

  • ¿Quedamos esta tarde para tomar algo?
  • ¿Un miércoles? Sabes de sobra que tengo que estudiar.
  • Bueno, pero por un día que te tomes de descanso no pierdes nada. Tú eres muy listo.
  • Sí, exacto. Esa es la actitud que lleva al aprobado: pésima gestión de las responsabilidades y falta de humildad.

 

Centésimo quincuagésimo quinto ejemplo:

  • ¿¿Que estudias cuántas horas??  ¡Pero eso es imposible! ¿cómo vas a estudiar tanto? Te va a dar una embolia o algo.
  • A ver, si lo haces bien es posible estudiar muchas horas. Es cuestión de fuerza de voluntad, una buena planificación e ir construyendo poco a poco un hábito de estudio.

A mí también me parece imposible que alguien pueda correr una maratón, pero porque yo no aguanto ni cinco minutos andando apurado. Sin embargo, hay personas que lo logran con mucho esfuerzo y mucha preparación. En el fondo no es tan distinto.

¡Nos vemos en la próxima entrada!

Lo que los opositores odiamos (XXXIX)

image¡Buenos días de martes, como cada semana que no puedo publicar en lunes! Disculpadme mi irregularidad, os podéis imaginar dónde tengo la cabeza.

Esta semana también tengo nuevos ejemplos de lo que los opositores odiamos y una recomendación muy especial.

¡Vamos allá!

Centésimo cuadragésimo séptimo ejemplo:

  • Uff, es que la cosa está fatal para encontrar un trabajo que sea de lo que has estudiado y que no te exploten.
  • Pues sí. Yo por eso tengo tantas ganas de aprobar la oposición y trabajar de lo que me gusta, independizarme…
  • Bueno, bueno, no me lo restriegues.
  • ¿Restregártelo?, ¿en serio?, ¿me escuchas cuando te hablo de la oposición?. No creo que mi vida te dé mucha envidia. Si algún día consigo aprobar la oposición no será porque me lo hayan regalado.

 

Centésimo cuadragésimo octavo ejemplo:

  • ¿Y tú crees que es buena idea empezar a opositar ya?, ¿por qué no estudias algo antes por si lo de las oposiciones no te sale?
  • Si he me he decidido a opositar es porque creo que puedo conseguirlo. Cuanto antes empiece a estudiar la oposición, mejor. Si finalmente no lo consigo, ya me replantearé mi vida y, si es necesario, estudiaré otras cosas.

 

Centésimo cuadragésimo noveno ejemplo:

Os reproduzco, literalmente, un comentario que me encontré en instagram hace un par de meses. Para poneros en situación, se trataba de una de mis publicaciones habituales en las que se ven mis apuntes, os cuento cómo llevo el estudio y os deseo que tengáis un buen día.

  • Me va a tocar mantenerlos a todos #soyautonomo
  • ¿perdón?
  • (sin respuesta)

 

Centésimo quincuagésimo ejemplo:

Antes de que yo abriese esta sección ya había otras opositoras que manifestaban su descontento con ciertas actitudes de terceros hacia la oposición. Yo no he sido la primera en hablar de lo que los opositores odiamos, aunque para mí es todo un honor poder compartir con vosotros en esta sección las situaciones que me toca sufrir a mí y las que vosotros me contáis.

En el 2015, Victoria compartió en Youtube este vídeo sobre 10 frases que ningún opositor quiere oír. Aunque es conocida por sus vídeos también la podéis encontrar en instagram bajo el usuario @no_morir_opositando.