Lo que los opositores odiamos (XXXVIII)

image¡Buenos días de lunes! La semana pasada no actualicé el blog porque necesitaba descansar después del examen. Ya estoy preparando el examen siguiente y esperando por la nota del último (crucemos los dedos).

Os deseo a todos una gran semana y me disculpo por mi ausencia. Aquí tenéis la una nueva entrega de lo que los opositores odiamos, que parece que hoy va a ser monotemática.

Centésimo cuadragésimo tercer ejemplo:

Los días previos al examen recibí muchos comentarios de ánimo por parte de mi entorno y de mis compañeros, lo cual me hizo sentirme muy arropada a la hora de enfrentarme a algo que me daba un poco de miedo.

Recibí muchos tipos de comentarios, todos con muy buenas intenciones y reconfortantes. Algunos eran abiertamente esperanzadores y otros… bueno, otros había que interpretarlos con cariño porque acertados no eran.

  • ¿Qué tal?, ¿nerviosa?
  • Sí, un poco.
  • Pues no te pongas nerviosa, que es sólo el primer examen. Podrías ponerte nerviosa si hubieses aprobado todos y ahora fueses a hacer el último, pero no te juegas nada.
  • Eh, sí, gracias.
  • Aunque para mí es fácil decirlo porque no estoy en tu lugar.
  • Exacto. Gracias por entenderlo.

Hay que entender las cosas según de quien vengan, pero yo sólo pido un poquito de empatía. Que a veces las cosas en voz alta no suenan tan bien como cuando se piensan.

 

Centésimo cuadragésimo cuarto ejemplo:

Más cosas que me han dicho en vísperas del examen.

  • ¿Qué? ¿ahora a hacer el examen?
  • Sí, tengo que hacer la maleta para ir a Madrid.
  • Claro.. es que además tienes que viajar. Ay, pues ojalá te salga bien.
  • Ojalá, pero esto lleva su tiempo y lo normal es tardar más en conseguirlo.
  • ¿Y por qué no haces otra cosa?, ¿no hay otra forma de conseguir algo parecido o por otro camino? (mirándome con pena)
  • Es que esto es lo que yo quiero.

Creo que mi entorno ha notado que estoy bastante cansada y que opositar me ha cambiado mucho. Es cierto, me estoy esforzando mucho, no sólo por estudiar sino por todo a lo que he tenido que renunciar. Y soy feliz, porque lucho por lo que quiero y porque me encanta tener un sueño. La vida puede dar muchas vueltas, pero por el momento mi sueño es este.

Centésimo cuadragésimo quinto ejemplo:

  • ¿Qué tal te salió el examen?
  • Yo lo hice lo mejor que pude, así que estoy satisfecha. Ahora toca esperar a por las notas y ver si he aprobado.
  • Si estás satisfecha es lo importante y si has aprobado ¡lo celebramos!
  • Bueno, si he aprobado tendré que hacer el siguiente examen, así que mucho tiempo para celebraciones no tengo.

Qué bonito que la gente quiera compartir la alegría de un aprobado y cuánto agradecemos que se preocupen por nosotros. Sin embargo, no podemos obviar que no tienen ni idea de cómo va esto. Apruebas un examen y tienes que seguir estudiando para el siguiente. No hay vacaciones y siempre vamos mal de tiempo. Pero repito que es de agradecer el entusiasmo, los opositores valoramos mucho el apoyo.

Centésimo cuadragésimo sexto ejemplo:

Esto me lo contó mi amiga Yani.

  • ¡Qué ganas tengo de que vengas de hacer tu examen y ya se acabe todo esto!
  • Sí, claro. Voy a Madrid y… MAGIA. ¡Soy funcionaria!

Pues no. Llevo poco tiempo opositando como para pensar en aprobar a la primera y, aunque aprobase este examen, me quedarían otros más por hacer. Así que cuando vuelva de Madrid… no cambiará nada.

Anuncios

4 comentarios en “Lo que los opositores odiamos (XXXVIII)

  1. Luna Urbana dijo:

    Qué bueno leerte de nuevo! Te echaba de menos.
    Me encanta la ilusión, la determinación y la pasión que transmites en lo que haces. Esforzándote tanto y de esa forma, estás cada segundo más cerca de tu objetivo. Eres un ejemplo cielo!!
    Mucho ánimo en los exámenes venideros, eres una luchadora magnífica.

    Me gusta

  2. Yani dijo:

    Tesoro! Como siempre tu blog me alegra el lunes y me alegra cada comienzo de semana! Eres genial! Gracias por acordarre de mí siempre! Eres la mejor! Todo un ejemplo a seguir! Menos mal que nos tenemos la una a la otra! Por cada piedra que nos sigan poniendo en el camino, seguiremos construyendo! Y lo vamos a conseguir! Mucha fuerza y mucho ánimo, y recuerda que un día más es un día menos para ese “algún día”! Siempre vas a tener mi apoyo incondicional! No lo olvides! A seguir luchando campeona! Que tú puedes con todo esto y más!! ❤️❤️❤️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s