Lo que los opositores odiamos (XVIII)

imageBienvenidos a una nueva entrega de lo que los opositores odiamos.

Opositar te hace perder la noción del tiempo, así que yo ya me olvidaba de que hoy era lunes y toca actualizar esta sección. Aquí os dejo los ejemplos de esta semana de septiembre o, como yo la llamo, “semana 102 d.o. (después de opositar)”

Sexagésimo noveno ejemplo:

  • ¿Qué tal lo llevas?
  • Estoy super cansada, etc…
  • Opositar es una carrera de fondo
  • ¡Ya lo sé!, ¡Eso es algo que tenemos que decir nosotros!

 

Septuagésimo ejemplo:

Cuando estás haciendo algo en tu día libre que no te gusta, pero tienes que hacerlo por compromiso y piensas: ahora podría estar estudiando y no perdería el tiempo con esto.

Con el transcurso del tiempo, estudiar la oposición ya no se hace tan duro. Yo prefiero estudiar antes que estar haciendo otras cosas que odio como ir al médico, aguantar a alguien que te cae mal, ir al dentista, hacer papeleo, asistir a eventos aburridos, etc…

 

Septuagésimo segundo ejemplo:

  • ¡Qué asco me dan los Policías!  Son unos acomplejados y unos macarras con placa. Los que no sirven para estudiar acaban siendo policías. ¿Cuántas veces han hecho algo bueno por mí, eh? y ¿algo malo? muchas multas que me han puesto.
  • (¿Y yo ahora qué le contesto a este bocachancla?)

Me cabrea enormemente que le falten al respeto de una forma tan descarada a alguien que no conocen y basándose exclusivamente en estereotipos.

Primero: para aprobar esas oposiciones hay que estudiar mucho y ser de los mejores entre un elevado número de aspirantes que se presentan a las pruebas.

Segundo: conozco a muchos opositores a Policía Nacional, Local o a la Guardia Civil que de macarras y acomplejados no tienen nada. Al contrario. Son personas con una vocación de servicio público admirable y que están realizando un gran esfuerzo y sacrificio para cumplir un sueño tan noble como es servir a los ciudadanos y protegerlos.

Tercero: Si crees que todos los Policías te perjudican en lugar de hacer algo bueno por ti, igual es que el macarra eres tú.

Cuarto: Habrá funcionarios negligentes, corruptos y que abusen de su poder, como en toda profesión, pero ello dista mucho de legitimarnos a generalizar sobre unos profesionales que tratan de hacer su trabajo lo mejor posible.

Quinto: A veces es mejor no responder a incitaciones absurdas porque hay discusiones que no llevan a ningún buen lugar.

Septuagésimo tercer ejemplo: Los traumas del opositor

Olga, más bien conocida como Delara, es una opositora que tiene un canal de youtube en el que ha publicado una serie de vídeos que adoro. La susodicha sección se llama “los traumas del opositor” y os recomiendo que le dediquéis unos minutos a verlos porque no tienen desperdicio.

 

 

 

Muchas gracias por vuestro tiempo, ¡Nos vemos en la próxima entrada!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s