Lo que los opositores odiamos (XVI)

image¡He vuelto! Disculpadme la tardanza, pero he sufrido un pequeño síndrome post-vacacional. Aunque no haya publicado nada, mi libretita azul ha estado a pleno rendimiento cosechando ideas para el blog, sólo necesito tiempo para transcribirlas en el ordenador.

¡Os dejo una nueva entrega de “lo que los opositores odiamos” y os deseo mucho ánimo para el lunes!

Sexagésimo primer ejemplo:

  • ¡He aprobado el segundo ejercicio!
  • ¡Qué bien, qué suerte has tenido!
  • No ¡Suerte no!

 

Sexagésimo segundo ejemplo: Desplazamientos (primera parte).

Aunque lo he oído muchas veces, no se me ocurrió mencionarlo en el blog hasta que mi compañera Noelia me lo recordó.

  • Oye, pero si apruebas la oposición vas a tener que irte fuera.
  • ¡Ah, no me digas!

Sí, ya sabemos que tenemos que irnos fuera y por supuesto que vale la pena. Optar por el sector privado tampoco te garantiza que vayas a encontrar trabajo cerca del hogar y, al menos, en la Administración Pública es cuestión de tiempo trasladarte al lugar que deseas. No nos engañemos, se tarda mucho en llegar al destino que uno quiere, pero al final se consigue.

 

Sexagésimo tercer ejemplo: Desplazamientos (Segunda parte).

  • Y si te tienes que marchar fuera, ¿qué vas a hacer con tu pareja?

O su alternativa:

  • Claro, como tú no tienes pareja puedes irte fuera.

 

 

Sexagésimo cuarto ejemplo:  A preguntas necias, respuestas idiotas. Era así el refrán, ¿no?

  • ¿Cuántas horas hay que estudiar para aprobar una oposición?
  • Todas.

 

Espero que os haya gustado. Mil gracias por vuestro tiempo, vuestro apoyo y por leerme. Escribir es una de las cosas que más me gusta en la vida y jamás pensé que alguien pudiese dedicar su tiempo (voluntariamente) a leer lo que escribo. Sólo puedo estar muy agradecida por vuestro cariño, compañeros. ¡Opositar es menos duro gracias a vosotros!

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Lo que los opositores odiamos (XVI)

  1. Lfp7 dijo:

    Fíjate, pues nunca se me hubiera ocurrido lo de que la expresión “has tenido suerte” molestara pues muchos opositores que conozco dicen cosas como “qué mala suerte he tenido, me ha caído el tema que menos había repasado!” O ” qué suerte he tenido! Era uno de los temas que mejor me sabía”.

    Me gusta

    • De mayor quiero ser funcionario dijo:

      Jajajajaja, si es que ofender a un opositor es muy fácil. A veces no nos aguantamos ni a nosotros mismos.

      Lo que pasa es que aprobar un examen de las opos es muy difícil y nos da coraje que se piense que es por suerte en lugar de esfuerzo. Pero la mayoría de los opositores somos personas sensatas y no nos ofendemos por comentarios así porque sabemos que se dice sin mala intención.

      Un beso enorme!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s