Lo que los opositores odiamos (XIV)

image

¡Buenos días de lunes a todos!, os dejo aquí una nueva entrega de lo que los opositores odiamos.En mi opozulo empieza la cuenta atrás para las vacaciones de agosto. Os deseo todo el ánimo del mundo para los compañeros que estéis estudiando. Espero que se pueda llevar un poco mejor con humor.

Cincuagésimo tercer ejemplo:

  • Compro mucho por internet porque me cuesta mucho encontrar tiempo para salir de compras y el día que descanso es el domingo, así que lo encuentro todo cerrado.
  • Pero puedes cambiar tu horario. Estudia en otro momento y vas a comprar en horario comercial.
  • Jajajaja… ¿estudiar en otro horario dices?. Estudio el tiempo que no estoy durmiendo.

No odiamos que nos digan esto, lo que odiamos es haber llegado a esa situación en nuestra vida y nos reímos por no llorar.

Cincuagésimo cuarto ejemplo:

  • Bueno, es que tu oposición es de las fáciles.
  • Ay, madre mía….

¿Oposiciones de las fáciles? Opositar nunca es fácil desde el momento en que estás compitiendo con un montón de personas para muy pocas plazas. Reconozco que hay oposiciones que son muy muy duras, pero eso no hace ni de lejos que las demás sean fáciles.

 

Cincuagésimo quinto ejemplo:

  • ¿Cantar?, ¿qué es eso?
  • Mis exámenes son orales. Cantar es como le llamamos a la exposición de los temas que nos pregunten.
  • Ah, entonces es hacer una exposición.
  • No.

Cantar es cantar. No es ni exponer, ni hacer una lectura ni mucho menos la idea que algunos tienen de un examen oral en la Universidad. Por eso tiene un nombre específico.

Un cante, como su nombre indica, es como la letra de una canción. Te la sabes de memoria y no tienes que pararte a pensar cual será la siguiente “estrofa”. La diferencia es que los temas de la oposición no tienen un mensaje muy emotivo y tampoco llevan un ritmo pegadizo.

Por si alguien no lo conoce, voy a explicaros en qué consiste. Los opositores que tienen que cantar, deben estudiarse un número indecente de temas de memoria para poder cantar cada uno de ellos en un tiempo determinado. El día del examen, por sorteo, les dirán cuáles son los temas que tienen que cantar y estarán haciéndolo durante una hora aproximadamente.

Mis más sincera admiración por todos los opositores que tienen el valor de presentarse a un examen oral con más de cien temas en la cabeza.

 

Cincuagésimo sexto ejemplo:

Odiamos tener discusiones con otras personas. Dramas en la oposición no, por favor. Que ya tenemos bastante con lo nuestro.

Espero que os haya gustado y os ayude a recordar que no estáis solos. ¡Nos vemos en la próxima entrada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s