Me han dicho que opositas

entrevista

Buenos días, actuales y futuros compañeros opositores. El fin de a curso se acerca y, con él, las estacionales consultas de conocidos que se están planteando opositar y quieren conocer cómo funciona este mundo de primera mano.

Estas inesperadas entrevistas acostumbran aparecer con un fortuito mensaje al móvil (o una llamada para los más atrevidos) de un número desconocido. En él, se presentan diciéndonos de parte de quien vienen y nos piden que les resolvamos algunas dudas.

Yo siempre les digo que lo esencial en una oposición es la motivación. Uno debe plantearse esta etapa como un duro camino para lograr lo que realmente quiere conseguir, ya sea un sueño o una meta profesional. Sólo con ese ánimo se puede resistir el estudio de las oposiciones, que no sólo es tedioso sino también largo y soporífero.

Si me permitís, voy a realizar una pequeña crítica a estas intervenciones. Yo considero que el opositor ha de tener claro su objetivo, de modo que no pueden plantearse estas consultas como una forma de que les convenzamos de lo maravilloso que es opositar o le vendamos este estilo de vida.

En mi caso personal, escogí mi profesión por vocación y ésta conllevaba inevitablemente un proceso público selectivo que me ha tocado sufrir con resignación. Yo, particularmente, me informé por mi cuenta, contrasté información, investigué en el BOE y en otras fuentes los datos relativos a mi oposición. Yo creo que si tienes la necesaria motivación para opositar, también la tienes para moverte y averiguar cuestiones básicas de una oposición. No puedes esperar que el opositor al que realizas la consulta te vaya a exponer desde cero qué es lo que hace si no aprecia que has tenido un mínimo interés por informarte antes de preguntar.

Otra cuestión importante es que puedes cruzarte con un opositor entusiasmado y estimulante que te contagie su motivación y su amor al estudio y, unos días después, ese mismo opositor puede encontrarse hundido en una fase de bajón absoluto y te disuada horrorosamente de acercarte a nuestro mundo. Por lo tanto, la determinación de opositar debe nacer del interior de cada uno y estas consultas deberían centrarse en dudas concretas sobre la oposición y el estudio.

Creo que he dejado patente en este blog que, cuando hablo con un foráneo de las oposiciones, suelo soportar comentarios que me irritan bastante. En estos casos, no obstante, he tenido suerte y siempre me han hablado con mucha educación y consideración, cosa que yo valoro enormemente.

Hechas estas consideraciones iniciales, voy a proceder a la exposición de mis consejos para potenciales opositores:

  1. Como ya he dicho, lo fundamental es la motivación.
  1. Opositar es difícil.

Muy difícil. En ocasiones, me ha dado la sensación de que las personas que nos preguntan sobre la oposición esperan que les digamos que es fácil y los animemos a acompañarnos en esta alegre travesía. No es así. La oposición es muy dura y esto me lo han confirmado el 100% de los opositores que he conocido.

  1. Ten cuidado con las fuentes de información que uses para tomar tu decisión.

Recuerda que las academias son negocios cuyo objetivo no es otro que maximizar su beneficio. Para ellos eres un cliente. Tratarán de prestar el mejor servicio posible para que apruebes y que estés satisfecho con ellos, pero quizás te intenten seducir a priori con la idea de que opositar es más fácil de lo que realmente es (años de media para sacar plaza, dedicación diaria necesaria, pasar por alto las constantes modificaciones legislativas…) o que la vida del funcionario es una maravilla (retribuciones, condiciones de trabajo, obviar el necesario desplazamiento geográfico…). Debes interpretar la información que recibes prudentemente.

En el caso de los foros de internet, sin embargo, recomiendo que de entrada no os creáis nada. En algunos casos, las opiniones proceden de personas sin experiencia en la oposición y dicen cosas con las que ninguno de los opositores con los que he hablado estarían de acuerdo. En otros casos ejercen aquello que mi preparador denomina “terrorismo de oposición”.  El terrorismo de oposición consiste en hacer exactamente lo opuesto a las academias: plantean la oposición de una forma muy desfavorable para disuadir a potenciales competidores en la lucha por una plaza.

Algunas personas te dirán que conocen a “alguien que…”. No te tomes estos comentarios en serio, suelen estar distorsionados, tratarse de casos excepcionales o proceder de personas que no tienen ni idea de lo que están diciendo. No te compares con nadie ni aceptes las expectativas que otros proyecten sobre ti y, sobre todo, no te dejes arrastrar por los comentarios negativos.

  1. No pienses que tú no vales para esto.

A ninguno de nosotros nos gusta estudiar ni tenemos más facilidad que tú. Si algo he aprendido en esta etapa es que todo lo bueno se consigue exclusivamente con esfuerzo, constancia y perseverancia. La única diferencia entre soñarlo y conseguirlo, es hacerlo.

  1. No siempre fuimos así.

Que no te asusten nuestros hábitos de estudio. Antes de opositar, prácticamente ninguno de nosotros era así. En la oposición aprendes a tener la disciplina y la paciencia que ahora no tienes. Cambiarás el chip, no te preocupes.

  1. La oposición combina fases de gran productividad con etapas de muy bajo rendimiento.

De hecho, los opositores nos sentimos un poco bipolares, ya que hay días que nos comeríamos el mundo y otros en los que lo vemos todo negro oscuro. En todo caso, lo importante es continuar y no rendirse.

  1. Opositar es sinónimo de hacer sacrificios.

No te asustes, pero vas a tener que renunciar a prácticamente todo (puedes consultar la entrada sobre “qué es un opositor”). Los sacrificios se van a ir incrementando a medida que transcurra el tiempo hasta que al final los acabas aceptando con resignación.

  1. Vas a sentirte incomprendido.

Lo normal es que tu entorno te respete y te apoye pero no te comprenda. Vas a tener que aguantar comentarios que no te gustarán nada, por eso es crucial tener tus objetivos claros y desarrollar bastante la autoestima en este aspecto de tu vida. Te recomiendo que te relaciones con opositores, puesto que te harán darte cuenta de que lo que te sucede es normal y que no estás solo.

  1. No te dejes intimidar por tus compañeros opositores, pero tampoco los subestimes.

Debes partir de la idea de que nadie es mejor ni peor que tú. Evidentemente, te vas a encontrar con personas con capacidades muy dispares en la oposición, pero te aseguro que ni la inteligencia, ni la memoria, ni siquiera la experiencia son un digno rival para el esfuerzo.

La oposición sólo se aprueba con trabajo duro, sacrificio, esfuerzo y constancia. Del resto, se puede prescindir.

  1. Es mejor tener compañeros que rivales.

Mi consejo es que, cuando te encuentres con personas que se preparan para la misma oposición que tú, los trates como a compañeros. Es mucho más lo que puedes ganar que lo que puedes perder. Nadie mejor que ellos para comprender por lo que estás pasando.

Además, nadie puede “aprovecharse” de tu trabajo, ya que aquí sólo vale lo que uno hace y aprende. Dicho de otro modo, tu único rival eres tú mismo.

  1. Vale la pena. Si somos tantos los opositores, es porque realmente confiamos en que se puede hacer realidad nuestro sueño. Es una etapa ardua, pero con una dulce recompensa si se llega hasta el final.

Estos son mis consejos para aquellos que os estéis plantando acompañarnos en este camino y mis reflexiones para aquellos que ya lo hacen. Lo que he escrito no deja de ser una opinión personal que he basado en mi propia experiencia, pero hay cabida para todo tipo de perspectivas y opiniones.

Espero que os haya sido útil la lectura. Yo os sigo agradeciendo que os paséis por aquí y le hayáis dado esta cariñosa acogida al blog. Muchas gracias de nuevo.

¡Nos vemos en la próxima entrada, que será el lunes que viene con nuevos comentarios que los opositores odiamos!

Anuncios

8 comentarios en “Me han dicho que opositas

  1. Opoinvestiga dijo:

    Estoy completamente de acuerdo contigo en que la vocación es quizá lo mas importante para emprender este duro viaje, pero también creo que lo es el tener la suficiente fuerza para dar el paso. Necesitas valorartarte y hasta incluso diría sentirte valorada por esas personas que luego te rodearan en el día a día, con las que disfrutas los momentos de euforia, pero también te aguantan en los peores. En mi caso tenia claro (o eso creía) la oposición pero no me sentía con fuerza, ni me veía capaz… Hoy estoy muy orgullosa del paso que he dado, orgullosa de haber descubierto mi verdadera vocación (que no era la que inicialmente pensaba), y sobretodo de haberte tenido desde el minuto -1 a mi lado! Sera duro, pero seguro que merece la pena! Gracias!!

    Me gusta

    • De mayor quiero ser funcionario dijo:

      Yo también estoy muy orgullosa de ti y me alegro de todo lo que has logrado. Por supuesto que merece la pena! Y lo mejor es la compañía que he tenido en este proceso desde el principio. Pronto celebraremos el éxito juntas!

      Me parece muy importante eso que has señalado de valorarse a uno mismo! Hay que tener confianza y seguridad para enfrentarte esto y pensar que puedes lograrlo. Yo estoy convencida de que tú tienes lo que hace falta para conseguirlo. Ya sólo es cuestión de tiempo!!

      Me gusta

  2. @susanacastrop dijo:

    Tienes toda la razón en cuanto a la importancia del opositor con el que te cruces. Yo como tu, primero me informe por miles de vías diferentes, pregunte, y me hice con toda la información antes de decidirme. Al final hay gente que se guía por los demás y es un error grave…. un besito!

    Me gusta

    • De mayor quiero ser funcionario dijo:

      Sí, es un error basarse en los otros. Yo no me veo en condiciones de recomendarle a alguien opositar o no, porque hay veces que lo veo imposible y otras que estoy pletórica jajaja. Los opositores sólo podemos compartir nuestra experiencia, pero meterse en este mundo es una decisión muy personal! Gracias por comentar, guapa. Un beso enorme!!

      Me gusta

  3. Monica dijo:

    Ay como me gusta tu blog soy una pesada con los comentarios jaja pero es que estoy siempre de acuerdo contigo! Me pone muy nerviosa la gente que te llama exigiendo que les hagas caso y luego resulta q ni siquiera se habían leído la convocatoria en el boe… En cualquier caso, el esfuerzo es la clave del éxito! Animo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s